Skip to main content

Pantano de los Barrios de Luna

Pantano de los Barrios de Luna

¿Te imaginas un lugar donde la serenidad de un lago se fusiona con el misterio de pueblos sumergidos? El Pantano de los Barrios de Luna en León es ese rincón mágico que combina naturaleza, historia y un sinfín de actividades al aire libre. Perfecto para una escapada, este pantano te invita a desconectar y descubrir sus secretos ocultos.

El Pantano de los Barrios de Luna se construyó entre 1945 y 1956 con el objetivo de regular el caudal del río Luna, uno de los más emblemáticos de la Cordillera Cantábrica, abastecer de agua a la comarca del Páramo, al sur de León y generar energía eléctrica. La presa, con una altura de 88 metros y una longitud de coronación de 284 metros, es un testimonio de la ingeniería civil de la época, una obra impresionante que ayudó a modernizar las infraestructuras locales.

La construcción de este pantano de los Barrios de Luna sumergió 17 pueblos bajo sus aguas. Los habitantes fueron reubicados, y hoy en día, en épocas de sequía, aún se pueden ver algunos restos emergiendo del agua.

Hoy una de sus imágenes más emblemáticas es el puente de Fernández Casado, que permite el paso de la autopista AP-66 por encima de una de las colas del pantano

115 peq

Naturaleza en Estado Puro

El entorno del pantano alberga una gran diversidad de aves acuáticas y especies vegetales autóctonas. Acoge una larga lista de aves migratorias y residentes, que encuentran aquí la tranquilidad y el alimento que necesitan. Es un paraíso para los amantes de la ornitología que podrán avistar cormoranes y ánades azules en los sotos ribereños o adentrados en la masa de agua, porrones y cercetas. La costa cuenta con una gran cantidad de miradores de fácil acceso, donde los aficionados a la ornitología de todas las edades pueden disfrutar de la belleza de la cordillera Cantábrica mientras con los primaticos, escudriñan el paisaje en busca de aves.

Igualmente interesantes, la gran diversidad de ambientes vegetales: robledales, pinares, áreas de matorral, pastizales y, especial importancia para los sabinares, muy poco habituales de la cordillera cantábrica, y tienen su origen en los episodios más fríos del periodo Cuaternario. En la actualidad han quedado relegados a enclaves muy puntuales en las laderas del embalse, siendo el Sabinar de Mirantes el mas importante, considerado una autentica reliquia viva.

Los Barrios de Luna:

Aunque parte del pueblo original está bajo el agua, la nueva ubicación sigue siendo el centro administrativo de la zona. Aquí puedes aprender más sobre la historia del pantano en el pequeño museo local del Pastor, inaugurado en septiembre de 1997 coincidiendo con la Fiesta del Pastor que se celebra cada año y en la que destaca la exhibición de excelentes ejemplares del perro guardián de rebaños por excelencia, el mastín leones.

El Pantano de los Barrios de Luna no es solo un destino turístico, es una experiencia que mezcla la tranquilidad de sus aguas con la historia y la cultura de la región. Ya sea que busques relajarte en la naturaleza, disfrutar de deportes acuáticos o explorar pueblos con encanto, este lugar tiene algo para cada tipo de viajero. ¡Prepárate para dejarte sorprender por este rincón oculto de León!

Pueblo y Presa del Embalse de los Barrios de Luna, León.

Qué hacer en Barrios de Luna:

Rutas:   Valle de Burbusende (a pie )

               Embalse Barrios de Luna (a pie)

Comer: Bar.Co – Barrios de Luna

Museo: Museo del Pastor – Historia de la Trashumancia

Newsletter

Design Escapes

Esta preciosa casa rural de piedra centenaria, ha sido reformada en 2017, aunque conserva muchos detalles familiares, que te harán sentir en una casa de pueblo auténtica.

Casa Salomé

  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

© Casa Rural Salomé - Mora de Luna, León. Diseño tactic[studio].